<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1921519524772407&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Categoría: Hogar y Familia

Tipos de seguros para el hogar y sus coberturas

[fa icon="clock-o"] 10 enero, 2017

Naturalmente uno busca sin dudas proteger sus posesiones. Sin duda, todo lo que tenés en tu casa es muy valioso para vos y tu familia, no solo desde el punto de vista económico sino también y sobre todo desde lo afectivo.

La seguridad es una necesidad

Hoy en día no es noticia la inseguridad en la que se vive y probablemente ya ni te asombres al enterarte cuando alguien sufre un robo en su hogar o en las calles, sea en ciudades grandes o en las más chicas. Por esta misma razón la compra de una casa lleva aparejada ya casi por obligación asegurá tu casa con nuestros seguros de hogar.

Es así que en nuestro país sigue creciendo cada vez más la necesidad o el interés por asegurar las viviendas. Por esto, Seguros Falabella te acerca una amplia oferta de pólizas contra robos domiciliarios y también ante incendios u otro tipo de accidentes.

Seguro para el hogar

Las dos caras del seguro de hogar

Dentro de cada póliza, la cobertura se divide a grandes rasgos entre los riesgos de Responsabilidad Civil y los relacionados con tu propio patrimonio. A su vez, cubre por un lado tu inmueble en sí mismo y por otro los bienes que poseas dentro. Para asegurarlos y tener en cuenta el valor de cada uno de esos bienes, tenés que hacer una valuación.

En general se manejan dos grandes conceptos: Continente y Contenido. El primero es el que refiere al valor del edificio (excepto suelos), lo que costaría reconstruirlo si hubiese una destrucción total, ya fuese por inundación, incendio, etc. El contenido, es todo lo que consideremos de valor bajo ese techo y queramos proteger.

Respecto a este último, hay que tener en cuenta que si tenés joyas, obras de arte u otros objetos de mucho valor, necesitás contratar un perito que realice las certificaciones de autenticidad y tasación de los bienes, para adjuntar esa información al contratar tu seguro.

Un plus de seguridad y comodidad

Un beneficio extra que te brindan estas compañías es la cobertura de servicios de electricidad, plomería, cerrajería, etcétera, las 24 horas en los 365 días del año. Es muy tranquilizador saber que ante cualquier urgencia o desperfecto que se produzca contás con las principales asistencias domiciliarias, además de, en muchos casos, un refuerzo de vigilancia y seguridad.

Algunas empresas aseguradoras también ofrecen la posibilidad de resguardar el robo de computadoras portátiles, cámaras fotográficas y filmadoras, incluso si no están dentro del hogar, lo cual resulta muy interesante.

Lo único que en general no entra en la cobertura de los seguros de hogar son los traillers, automóviles, remolques, embarcaciones de placer, motos de agua, etc. Vale aclarar, que tampoco suele cubrir animales.

Tipos de pólizas según tus posibilidades

Las diversas causas por las que puedas necesitar un seguro incluyen: incendios, tormentas eléctricas, granizo, vientos fuertes y huracanados, explosiones, daños causados por vehículos particulares (por ejemplo, el choque de algún automóvil contra la vivienda), robo, humo, actos vandálicos, roturas en las cañerías internas de la vivienda, inundaciones o desperfectos en el sistema de calefacción, etc.

Con mayores o menores modificaciones, la mayoría de las aseguradoras ofrecen tres tipos de pólizas. La Póliza Básica, por ser la más económica, solo aplica en algunos de los peligros recién mencionados; la Póliza Ampliada, que actúa en la mayoría de estos; y la Póliza Especial, que te protege contra todos los peligros, y es lo que se llama seguros de hogar contra todo riesgo.

Por su parte, también existen las Pólizas para casas viejas, que tiene la misma cobertura que la póliza ampliada aunque en caso de un siniestro, la compañía solo pagaría la reparación ya que el costo de reposición completa podría hacer que la prima fuera muy elevada.

Tipos de seguros existentes

Como base, lo que suele llamarse Seguro de daños de la vivienda cubre solo el continente (la estructura) de la vivienda, imprescindible ante la destrucción total o parcial del inmueble. Esto incluye cristales, vidrios y ventanas, daños en cañerías y paredes, remoción de escombros y demás.

Algo imprescindible es el Seguro de Responsabilidad Civil, mencionado anteriormente. Este cubre los daños que vos y tu familia puedan provocar involuntariamente a vecinos. Por ejemplo, en un incendio que sale del terreno y le provoca daños o manchas de humo. Algunas veces puede incluir también la Responsabilidad Civil de determinadas mascotas, aunque si son perros de razas peligrosas necesitás un seguro específico.

El famoso y más eficaz Seguro de multirriesgo de la vivienda cubre tanto la estructura de la vivienda como los objetos que contiene, desde electrodomésticos, joyas y muebles hasta la responsabilidad civil a terceros. Incluso pérdida de bienes refrigerados, como consecuencia de interrupción del servicio eléctrico.

Es un buen seguro para considerar, teniendo en cuenta que muchas veces las alarmas de seguridad no son del todo fiables.

Qué suele cubrir el seguro multi–riesgo

En general, los seguros Multirriesgo suelen incluir, además del Seguro de Responsabilidad Civil, la reposición de contenido y continente. Por ejemplo y principalmente, en incendios (no intencionados). Al igual que los daños debidos a explosión (por ejemplo, por escapes de gas), y daños causados por el humo, además de los gastos de extinción de incendios.

Dentro de los daños de estructura podés pensar en una rotura en cañerías, daños eléctricos por subidas de tensión, rotura de cristales y espejos, elementos sanitarios… la lista es infinita. Disponés no solo de cobertura para sus respectivos gastos de albañilería, fontanería y demás asistencias domiciliarias, sino además en daños estéticos: ¿Qué pasaría si tras una reparación no encontrás azulejos iguales en el mercado?

Se cubren siempre los robos. Generalmente también atracos bajo amenaza o violencia, y hurtos sin daños ni agresiones. Esto incluye tanto daños en los bienes como daños causados en la vivienda a consecuencia de cualquiera de esos delitos. También te ofrecen una indemnización por atraco fuera de la vivienda, así como la reposición de llaves o sustitución de cerraduras, y uso fraudulento de tarjetas de crédito sustraídas.

También puede pensar en algunos tips y recomendaciones de seguridad para poder abaratar los costos del seguro para el hogar.

Seguros para el propietario de una vivienda en alquiler

Sea cual sea la póliza de hogar, cubrirá los bienes si se le da uso como vivienda; si se utiliza como comercio, fábrica, oficina u otra actividad comercial, vas a tener que adquirir una póliza extra para ese uso. Así mismo, hay pólizas especiales para el arrendador que se ve responsable por los daños que provoque el inquilino.

Es recomendable que dispongas como propietario de un seguro multirriesgo que cubra al menos el continente, y también el contenido si se alquilase amueblado. Es importante la cobertura de Responsabilidad Civil porque ante un siniestro es el dueño quien tiene la obligación de responder por los daños, o parte de ellos.

Además, en el caso de que la vivienda alquilada quedase inhabilitada el inquilino podría dejar de cumplir sus obligaciones económicas derivadas del contrato pactado, privándote de obtener una rentabilidad. Para evitar esto podés contratar un Seguro de impago de alquileres, que incluiría los gastos de defensa jurídica antes los tribunales.

¿Qué seguros tiene que contratar mi inquilino?

Podría pasar que como propietario contrates un seguro completo, pero se produzca un incendio en la cocina por un descuido del inquilino. La aseguradora se va a hacer cargo de los daños en en el mobiliario y la vivienda, pero después va a reclamar el costo del siniestro al causante del incendio.

Por su parte, el mismo debería asegurar su propio mobiliario y la Responsabilidad Civil en su calidad de inquilino por los daños en la vivienda de los que pudiera ser culpable. De esta forma la cobertura es completa de ambas partes y ninguno queda al descubierto, siendo menos probable que se presenten circunstancias que no fuesen contempladas por la póliza.

Si la casa tiene  ya un seguro Multiriesgo, lo que tenés que verificar como inquilino es qué cantidad figura como asegurada por el contenido para saber si incluye el valor de todo lo que tuyo.

Otras pólizas más específicas

En la actualidad, las leyes de edificación exigen que si la vivienda sufre algún tipo de daño estructural (cimentación, vigas, muros de carga, etc) por defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones, el autor tendrá que indemnizar al propietario del departamento. Esto se llama, seguro de edificación.

Un condominio, es un inmueble que tiene por lo menos dos propietarios. Si no todos los propietarios se quieren asegurar, cada uno de ellos puede cubrir su inversión en el inmueble contratando una Póliza para dueños de condominios, la cual da cobertura a la propiedad personal, responsabilidad civil, y necesarias mejoras en el inmueble.

Lo cierto es que contratar un seguro para el hogar que cumpla con tus expectativas es de suma importancia ya que en él estás resguardando cosas que te ha costado toda una vida conseguir. Seguros Falabella te ayuda a decidir acorde a tus necesidades y, para que ello suceda, analizar juntos y a fondo el servicio que las aseguradoras pueden brindarnos.


cotizar-seguro.jpg
COTIZAR AHORA
novedades-y-promociones-banner.jpg
SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones

Las más leídas

SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones