<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1921519524772407&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Inhibidores de alarmas: cómo hacer para no ser víctima de un robo mediante esta modalidad

[fa icon="clock-o"] 1 octubre, 2018

Es mejor prevenir que curar, dice el viejo dicho. Pero ¿y si la prevención falla? Con los avances de las tecnologías disfrutamos cada vez de una vida más cómoda, y en lo que respecta a la seguridad, las alarmas son cada vez de mejor calidad y más inteligentes, pero la tecnología avanza para todos, y así como ayuda a la seguridad con dispositivos novedosos cada vez más completos, también se sirven de ella quienes no tienen buenas intenciones. Así nacieron los inhibidores de alarmas, unos aparatitos que interfieren con la función de la alarma sin levantar sospechas.

1-75591410204297

 

En las próximas líneas te contaremos sobre estos dispositivos, cómo identificarlos y qué hacer para contrarrestarlos y seguir con la tranquilidad que brinda la seguridad.

¿Qué es un inhibidor de alarmas?

El inhibidor de alarmas consiste en un dispositivo que interfiere con la activación de las alarmas antes de realizarse, emitiendo un sonido o frecuencia. Forma parte del grupo de los llamados inhibidores de frecuencia, sistemas que se remontan a la Segunda Guerra Mundial y fueron usados por los contendientes para interferir las comunicaciones del bando enemigo.

Actualmente, los inhibidores de frecuencia sólo suelen estar permitidos en los países para uso de las fuerzas de seguridad o instituciones autorizadas, no así para usuarios comunes sin ningún tipo de autorización. Es así como algunas entidades como la policía o universidades pueden tenerlos, pero son poco frecuentes.

Su venta obviamente no está autorizada, y si bien en internet se puede comprar cualquier cosa en estos días, tampoco es sencillo encontrar la venta de dispositivos similares en páginas comunes o realizando una búsqueda con Google.

Una forma de robo en auge

Los inhibidores de alarmas se han vuelto una forma popular de robo de automóviles empleada con cada vez mayor frecuencia. Cuando los dueños de los vehículos descienden de ellos e intentan activar la alarma y el cierre centralizado mediante el mando integrado a la llave del auto, los delincuentes accionan el inhibidor e impiden el cierre sin que los dueños se den cuenta. Es así como este queda abierto y sin alarma, y las personas que han sido robadas de esta manera manifiestan haber vuelto a su automóvil para encontrarlo abierto, sin las puertas forzadas y sin sus pertenencias dentro.

Cómo combatir los inhibidores de alarmas

Las formas de combatir los inhibidores de alarmas más recomendadas por las fuerzas de seguridad de los países en los que más robos de este tipo se han registrado, son varias. A continuación detallamos las más efectivas:

La primera y más sencilla, es verificar que la puerta del automóvil efectivamente haya quedado cerrada. Puede parecer un poco engorroso, pero peor es volver al vehículo para encontrarse con que las pertenencias, en el mejor de los casos, y en el peor, el vehículo mismo, han desaparecido.

En segundo lugar, los expertos recomiendan, en el caso de identificar alguna actitud sospechosa cercana al vehículo, comunicarse inmediatamente con la policía, pero de ninguna manera intervenir en el hecho para no poner en peligro la propia integridad física.

En tercer lugar, se ha sugerido que los países y regiones afectadas por esta modalidad de robo, que actualmente está entre las más utilizadas para el robo de vehículos, que se legisle particularmente sobre el uso del inhibidor de frecuencias para la ejecución de robos. Esta es sin duda la parte más compleja de llevar a cabo, pero muchas regiones ya han puesto esto en marcha, dada la gran cantidad de robos realizados con inhibidores de alarmas.

Otras formas de combatir están vinculadas a la realización de investigaciones particulares llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad para dar con el mercado de comercialización de estos dispositivos, dado que al no ser de venta al público y, al estar prohibido su uso, no deberían poder conseguirse con facilidad.

Es importante aclarar que los inhibidores de alarmas no desbloquean el cierre de los autos ni desactivan las alarmas. Una vez activados el cierre y la alarma, si el bloqueo ya se realizó de manera efectiva, será imposible para los delincuentes desactivar la alarma con este dispositivo, o destrabar el cierre sin forzarlo.

 

2

 

¿Qué sucede con los hogares?

Aunque menos comunes que con los vehículos, también se han registrado robos en viviendas mediante la utilización de inhibidores de frecuencia. ¿Cómo se llevan a cabo? De una forma similar. En el momento en que el dueño de casa activa la alarma y queda confiado (muchas veces, distraído, no repara en que nunca escuchó el sonido que confirma que la alarma fue activada), los delincuentes accionan el inhibidor, que produce un sonido o una frecuencia que interfiere con la activación.

Si el dispositivo fue accionado correctamente y en el momento justo, la alarma no se habrá activado y la casa habrá quedado parcialmente desprotegida. Si bien es distinto, porque las puertas suelen estar cerradas con llave, en el caso de que no haya rejas pueden acceder por las ventanas, o bien forzar la cerradura sin que nunca se active la alarma.

Si bien es un modo menos común de robo y más complejo, por el elemento agregado de tener que, de todos modos, forzar la cerradura, conviene tener en cuenta la existencia de estos aparatos y cerciorarse siempre de que las alarmas fueron efectivamente activadas.

Entonces es así como, respondiendo a la pregunta del principio, prevenir siempre es mejor que curar, pero si la prevención falla, la recomendación es siempre tener un seguro que garantice mayor bienestar y tranquilidad.


cotizar-seguro.jpg
COTIZAR AHORA
novedades-y-promociones-banner.jpg
SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones

Las más leídas

SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones