<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1921519524772407&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Higiene bucal y problemas asociados: lo más importante a tener en cuenta

[fa icon="clock-o"] 7 febrero, 2018

La mala higiene bucal puede acarrear terribles consecuencias, incluso mucho más graves que un simple dolor de muelas provocado por una caries. Por lo que conocer sobre higiene bucal y problemas asociados a ella es algo indispensable. Te aseguramos que luego de leer este post, pensarás dos veces antes de decidir no lavarte los dientes.
null

Las caries o un problema en las encías, aunque no lo creas, es el menor de los males en relación con la falta de cuidado dental.

El cuerpo es una entidad que se encuentra interconectada. Esto lleva a que una pequeña infección en una muela pueda derivar en necrosis en la mandíbula e incluso agravarse con el tiempo. No olvides que todo lo que está relacionado con higiene bucal y problemas asociados se encuentra extremadamente cerca del sistema nervioso, con lo cual, pequeños inconvenientes pueden provocar graves daños en tu organismo.

 

Padeciendo halitosis por mala higiene bucal

Si bien no es una enfermedad que siempre tenga como origen la boca, la halitosis puede ser un molesto problema derivado de una mala higiene. Según estudios realizados recientemente, el 90 % de los casos de halitosis se producen por una mala higiene bucal. Y el 70 % de ellos provino de bacterias que habitan en la parte posterior de la lengua. ¡A lavarse los dientes ahora mismo!

 

null

 

Este tipo de infección bacteriológica está conformada por unas pequeñas bacterias soprófitas anaerobias, las cuales viven debajo de la saliva y suelen descomponer los restos de alimentos produciendo azufre y ácidos grasos volátiles conocidos como putrescina y cadaverina. Estos tipos de ácidos son bien conocidos por el fuerte olor a descomposición que generan, lo cual implica un terrible mal aliento para la persona afectada.

Por lo que debido a una mala higiene bucal, podrías llegar a tener infecciones internas que incluso lleguen a degradar severamente el hueso de la mandíbula. E incluso puede que una vez desinfectada la zona, hayan quedado restos alimentarios entre el resto de los dientes o en la lengua. Esto hace que muchas otras piezas bucales se encuentren infectadas y, en consecuencia, aumente la halitosis en un círculo vicioso de dolor de nunca acabar.

 

Mayor cantidad de lesiones debido a una mala higiene bucal

Las bacterias que provocan las caries, a su vez, liberan una cantidad de subproductos tóxicos que son perjudiciales para el cuerpo. La gran mayoría de estos se relaciona con la artritis o problemas cardíacos, lo cual provoca el desequilibrio de los minerales que intervienen en la contracción muscular. De esta forma, el músculo logra fatigarse mucho más de lo normal, siendo más propenso a desgarros, tendinitis o problemas articulatorios.

Asimismo, está científicamente demostrado que la acumulación de bacterias en tu boca puede llevar a producirte un infarto. E incluso se ha demostrado que las personas que suelen hacerse una limpieza dental dos veces al año se benefician con una reducción en un gran porcentaje la posibilidad de padecer un infarto, ya que se reduce la inflamación que causa el crecimiento de las bacterias que podrían dar con el origen de la periodontitis.

Pareciera que todo esto se debe principalmente a una mala higiene bucal. Por lo que lo mejor es siempre recomendar algunos consejos de higiene que seguramente te ayudarán.

Antes de continuar, nos gustaría recomendarte realizar como mínimo una visita cada dos o tres meses a tu dentista. De esta forma, te asegurás siempre de estar llevando una buena higiene bucal y no contar con ningún tipo de caries.

 

Las formas de mantener una higiene bucal

Para lograr disminuir los problemas asociados a la mala higiene bucal, lo más recomendable es comenzar evitando el consumo diario de alimentos que contengan azúcar añadido, es decir, chocolates, dulces, galletitas, entre otros. El azúcar es el detonante principal de la guerra entre las bacterias y la salud bucal. A partir de esta guerra es en donde nacen las terribles caries, y con ellas una enorme lista de posibles infecciones esperando a ser liberadas.

 

null

 

Sin embargo, no siempre es posible no tentarse con algún producto cargado de grandes cantidades de azúcar. Por lo que, al hacerlo, lo mejor es cepillarse los dientes inmediatamente, para evitar cualquier formación de caries.

Siguiendo esta línea, el cepillado de los dientes debe hacerse con un mínimo de tres veces al día, haciendo énfasis en la noche y después de cada comida. Sin embargo, tampoco es positivo excederse, ya que perderías el esmalte natural de los dientes.

A la hora de cepillar los dientes, primero debés notar si lo estás haciendo realmente bien. Además de cepillar los dientes, tenés que higienizar la lengua, las encías, el paladar y la parte interna de los cachetes; esto es fundamental para una buena higiene bucal. De esta forma vas a evitar la acumulación de bacterias y de placa. Incluso podés hacerte, de vez en cuando, una limpieza profunda a manos de un ortodoncista capacitado.

Finalmente, para poder estar tranquilos con respecto a estos temas, además de estar informados y sostener buenos hábitos, es recomendable contratar un seguro de vida, ya que nunca se sabe qué problemas podés tener luego de contraer algún tipo de infección bucal. Y ante eventualidades trágicas, tu familia va a estar cubierta y sin problemas financieros.


cotizar-seguro.jpg
COTIZAR AHORA
novedades-y-promociones-banner.jpg
SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones

Las más leídas

SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones