<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1921519524772407&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cuidado de los más chicos con las bajas temperaturas

[fa icon="clock-o"] 8 marzo, 2018

Amamos el invierno, pero nos preocupa el cuidado de los más chicos con las bajas temperaturas. Los cuidamos durante todo el año, los cuidamos del sol y las quemaduras en verano, las precauciones en nuestro hogar se intensifican cuando ellos recién llegan a este mundo, y cuando crecen y son un poco -bastante quizás- mayores, las preocupaciones no cesan, sino que toman otros caminos: los cuidamos, incluso, hasta cuando salen de noche.

 

image (6)

 

¿Cómo no vamos a cuidarlos ante las bajas temperaturas?

En esta nota vamos a detallar ciertas recomendaciones sobre el cuidado de los más chicos con las bajas temperaturas, para que tanto vos como tus hijos puedan disfrutar del invierno.

 

Cuidado de los más chicos con las bajas temperaturas: el hogar

Nuestro hogar es nuestro templo. Es donde pasamos la mayor cantidad de tiempo cuando la temperatura baja y, además, es donde nos sentimos seguros y tranquilos. Cuidamos tanto de nuestro hogar: lo mantenemos limpio y ordenado, arreglamos lo que hace falta, lo decoramos con amor, contratamos un seguro de hogar para poder vivir tranquilos.

Cuidamos intensamente de nuestro hogar porque es nuestro refugio, porque es a donde volvemos cada vez que termina el día y necesitamos quitarnos los zapatos, sentarnos en el sillón, respirar ese aroma único que nos hace sentir seguros y, sobre todo, cobijarnos a través de nuestros seres queridos, nuestra familia, nuestros hijos.

Si nuestro hogar es nuestro abrigo y guarida, es entonces el lugar por donde debemos comenzar con las precauciones de nuestros hijos ante la bajas temperaturas.

En primer lugar, es importantísimo mantener la casa ventilada. Abrir las ventanas durante algunos minutos al día permite que entre el sol, pero además, que corra el aire: esto es fundamental en caso de que utilices un sistema de calefacción a base de gas.

De hecho, es recomendable siempre mantener al menos una pequeña abertura en la casa en caso de que exista una pérdida de gas.

Pero para que puedas dormir tranquilo, también te recomendamos que, cuando sientas que la temperatura está comenzando a descender, cuando notes que cambiamos las sandalias y las ojotas por botas y zapatos cerrados, llames a un gasista matriculado para que revise todo tu sistema de calefacción.

Además, es muy importante prevenir los incendios ya que los accidentes domésticos se intensifican durante el invierno. Hay que ser muy atentos con respecto a lo que se apaga, lo que se prende y lo que se encuentra alrededor de las fuentes de calor. También es fundamental tener un matafuegos en la casa. Por otro lado, es un gran aporte al cuidado de los niños concientizarlos acerca de las precauciones que deben tener ante elementos peligrosos como el fuego y qué hacer en caso de accidentes.

Por último, mantené tu hogar agradable. Esforzate en la decoración, en la combinación de colores, en aplicar una paleta viva. ¿Por qué? Para cuidar tu salud emocional y la de tus hijos. ¿Sabías que durante el invierno algunas personas son diagnosticadas con el Trastorno Afectivo Estacional?

Es muy importante mantener una actitud positiva y transmitirla a los más chicos, ya que estos son súper perceptivos con respecto a los cambios de humor de los adultos.

¡Pero todavía hay más! Sigamos con estos consejos y recomendaciones para cuidar de los más chicos ante el frío.

 

Reforzá los hábitos de higiene:

De acuerdo con el Ministerio de Salud de la provincia de Neuquén, durante el invierno hay que intensificar los hábitos de higiene en nuestros chicos. De esta manera, se evitan la propagación de virus y el contagio de enfermedades. Lavarse las manos varias veces al día, sobre todo antes de ingerir alimentos y después de regresar de la calle, es un gran ejemplo.

Además debemos enseñarles a nuestros niños a cubrirse la boca y la nariz al estornudar y toser. Lo ideal es tener siempre a mano pañuelos descartables, toallas de papel, servilletas o papel higiénico. Y por supuesto ¡debemos enseñar con el ejemplo!

 

image (7)

 

Vacunate y vacunalos:

Que tus hijos tengan las vacunas al día del Calendario Nacional Obligatorio es muy importante para evitar enfermedades. También es importante que respetes las vacunas que son necesarias en tus hijos y en cualquier otro grupo de riesgo (por ejemplo, para las mujeres embarazadas).

Una de las herramientas más efectivas para pasar un invierno saludable, es la vacuna antigripal, obligatoria para infantes desde los seis meses hasta los dos años, como así también para mujeres en período de gestación, los adultos mayores de 65 años y las personas con enfermedades crónicas.

 

No te olvides del sol:

A los niños les encanta jugar al aire libre ¡y es genial que así sea! Pero no olvides cuidarlos del sol, ya que pesar de que los rayos no provoquen las mismas quemaduras que en verano, en invierno los efectos de los UV siguen siendo adversos para la salud. Por eso, aplicales protector solar en aquellas partes de la piel que no estén cubiertas por la ropa.

 

Elegí los alimentos

El invierno es el momento ideal del año para acurrucarte con una frazada en el sillón y disfrutar de una película comiendo un chocolate. ¿No se mueren, vos y tus hijos, por “algo dulce” después de cenar? El problema es que no se debe descuidar la alimentación cuando bajan las temperaturas, sino todo lo contrario: se debe estar aún más atento.

Date un gusto y dales un gusto a tus hijos. Pero asegurate también de que tanto vos como los tuyos ingieran vitaminas A,C y D ya que son las más importantes para prevenir enfermedades de estación y para evitar consecuencias graves en la piel.

¡Esperamos que esta nota te haya sido útil! Leé más tips y consejos en el Blog de Seguros de Falabella.


cotizar-seguro.jpg
COTIZAR AHORA
novedades-y-promociones-banner.jpg
SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones

Las más leídas

SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones