<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1921519524772407&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo mantener tu hogar fresco

[fa icon="clock-o"] 7 mayo, 2018

Cuando la temperatura sube, te preguntás cómo mantener tu hogar fresco sin gastar una fortuna en electricidad. Quizás esto en pleno S.XXI nos parezca imposible, ya que estamos acostumbrados a poner el aire acondicionado a toda su potencia o pararnos frente al ventilador. Pero, si nos detenemos a pensar un segundo, las personas antes vivían sin estos electrodomésticos y sobrevivían al verano igual.

¿Cómo hacían nuestros antepasados? En esta nota te explicamos los mejores trucos y consejos sobre cómo mantener tu hogar fresco ante las altas temperaturas.

Además, si considerás que tu hogar es tu lugar en el mundo, te recomendamos informarte sobre Seguros para el Hogar como los que Seguros Falabella tiene para ofrecer. Recordá que existen muchos tipos de seguros diseñados exclusivamente para adaptarse a las necesidades del cliente.

Ahora sí ¡vamos a conocer los siete consejos sobre cómo mantener tu hogar fresco sin gastar electricidad en exceso!

 

 

null

 

 

Cómo mantener tu hogar fresco: la función de las persianas

 

A todos nos encanta tener la casa ventilada: nos imaginamos las ventanas abiertas en una hermosa mañana de verano, donde el aire y la luz se apoderan de la casa. Pues no. La regla número uno para mantener la casa fresca en verano es saber en qué horarios abrir y cerrar las persianas.

Esta regla es bastante lógica: durante las horas de mayor temperatura, las ventanas deben mantenerse cerradas y las persianas bajas. Lo ideal es dejar la casa herméticamente cerrada para que no penetre el sol o el calor. De esta manera, la temperatura de tu casa descenderá hasta 6°C.

Así que recuerda, a partir de la media mañana y hasta el atardecer, no debés permitir que entre ni un poco de luz y/o sol en tu casa, ya que esto implica que el calor se asiente en tu hogar.

 

Ventilá tu hogar:

 

Así como no debés permitir que entre la luz del sol, y por ende, el calor durante las horas de mayor temperatura, es importantísimo que mantengas ventilado tu hogar. ¿Cómo? Abriendo las ventanas cuando la temperatura desciende. ¿Qué horarios son estos? Al amanecer y una vez que bajó el sol.

Durante la noche, también es ideal dejar las ventanas abiertas. De esta manera, ventilarás tu casa y la ayudarás a mantenerla fresca.

Además, debés manejar inteligentemente las puertas internas de tu casa. Durante las horas de mayor calor, cerrá las puertas de las habitaciones que no estés utilizando. De esta manera, el aire fresco no se desperdiciará por allí. Por el contrario, durante las horas en que mantenés las ventanas abiertas, es decir, las de menor temperatura, debés abrir todas las puertas de tu casa para dejar que el aire fluya libremente.

 

 

null

 

Las bombillas eléctricas:

 

Todos sabemos que la luz equivale a calor, pero no todas las luces emanan la misma cantidad de valores calóricos. Los focos comunes aumentan en un alto porcentaje la temperatura de la casa. En cambio, los focos de luces LED, además de ahorrar energía, emiten menos calor.

Por lo tanto, si bien se trata de una pequeña inversión, lo más recomendable es reemplazar todas las bombillas eléctricas de tu casa por bombillas LED de bajo consumo. No solo estarás más fresco, sino que además el medio ambiente también te lo agradecerá.

 

¡Elegí bien tus sábanas!

 

Como bien sabemos, las telas pueden ser aislantes, absorber el calor o atraer aún más temperatura a un determinado entorno. Por ejemplo, en invierno la ropa que utilizamos es de texturas gruesas mientras que en verano elegimos atuendos livianos, ligeros y de colores claros. Lo mismo sucede con la ropa de cama.

Cuando llega el verano, llega también la hora de reemplazar tus sábanas por telas de algodón. Lo mismo sucede con las fundas de las almohadas. A su vez, es importantísimo que cambies tus sábanas periódicamente, no solo por una cuestión de higiene, sino porque también acostarse sobre sábanas livianas y limpias da una sensación de frescor.

Por otro lado, lo más recomendable es conseguir una almohada de materiales orgánicos. ¿Para qué? Para que dejen atravesar el calor de tu cuerpo y no lo retengan, como sucede con las almohadas tradicionales.

 

 

null

 

 

Prestá atención a tus cortinas

 

Tal como sucede con la ropa de verano y con las sábanas, las telas que visten tu casa también deben ser ligeras, de colores claros y de materiales que no absorban el calor. Lo más recomendable es colocar cortinas de algodón, livianas y blancas.

Si tenés alfombras, ¡es hora de removerlas! en invierno será el momento de instalarlas nuevamente.

 

Cuidado con los electrodomésticos

 

En el S.XXI estamos acostumbrados a rodearnos de aparatos eléctricos: televisores, computadoras, lavadoras, lavavajillas, etc. Si bien nos ahorran tiempo y facilitan la vida, los electrodomésticos desprenden energía eléctrica lo cual se traduce en energía calórica.

Por lo tanto, durante los meses de mayor temperatura es recomendable ahorrar el consumo de aparatos eléctricos y utilizarlos preferiblemente durante la noche, ya que es cuando la temperatura desciende.

 

¡No prendas el horno!

 

Quizás resulte una obviedad, pero el horno y las hornallas de la cocina son fuentes de calor, así que trata de utilizarlos lo menos posible. Lo más recomendable es, de hecho, no utilizarlas en absoluto. ¿Parece una locura? ¡No lo es! En verano, lo ideal es alimentarse a base de hortalizas y frutas, muchas de las cuales pueden consumirse crudas, y beber de dos a tres litros de agua por día, para lo cual no necesitas ningún tipo de cocción.

¡Esperamos que estos tips te hayan sido de ayuda! Para conocer más tips y consejos te recomendamos entrar al Blog de Seguros de Falabella.

 


cotizar-seguro.jpg
COTIZAR AHORA
novedades-y-promociones-banner.jpg
SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones

Las más leídas

SUSCRIBITE
icono-sobre.png

y enterate de nuestras novedades y promociones